Emitimos este comunicado para hacer una denuncia pública y mostrar nuestro rechazo hacia la agresión transfóbica que ha sufrido una compañera trans por parte de dos agentes de la policía local de Benidorm mientras estaban de servicio patrullando las calles. 

Primero, queremos dar y mostrar todo nuestro apoyo a la compañera trans que ha recibido este ataque tan miserable, con la que nos solidarizamos profundamente, y a la que le tendemos la mano y le brindamos todo nuestro apoyo y recursos como hemos hecho siempre ante estas situaciones: Tranquila, compañera, ¡no estás sola!

Así mismo, condenamos de forma categórica y taxativa la agresión transfóbica, indecente y degradante que se ha producido por parte de dos agentes de la ley. Es vergonzoso, repulsivo y repugnante ver cómo estas personas infames hacen uso del estatus que les da su profesión para denigrar, vejar y vilipendiar a una persona indefensa. Esta conducta indigna, humillante y cobarde ha sido un acto cruel y del todo imperdonable. Que dos persones que han de velar por la protección de la ciudadanía sean los verdugos de este ataque a la dignidad humana es un acto de muy baja condición moral.

Reclamamos que esta injusticia sea reparada sin tibieza porque una suspensión provisional no es suficiente. Exigimos la destitución inmediata y fulminante de los agentes que han llevado a cabo este ataque contra los derechos humanos con su conducta transfóbica y que han abusado ignominiosamente de su autoridad para llevar a cabo un ataque contra la dignidad de una persona. Exigimos una disculpa pública por parte de estas personas, de la institución a la que representan y de la alcaldía de la localidad como máxima representante de la corporación municipal. También exigimos el inicio de una investigación desde las más altas instancias para comprobar si este ha sido un hecho aislado o se trata de una práctica recurrente. Y exigimos, también, la reparación inmediata a la víctima por los daños ocasionados. 

agressió transfoba

Desde Lambda, seguimos exigiendo que sea obligatoria la formación en diversidad sexual, de género y familiar a todas las personas de todos los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, tanto para las personas de nuevo ingreso como para las personas que ya se encuentran en servicio, como ya obliga la Ley de Igualdad LGTBI valenciana, con tal de evitar estas conductas tóxicas, deshonrosas y degradantes. La LGTBIfobia es un delito perseguible por la justicia, pero también es un crimen indecente contra la dignidad de las personas LGTB+ y contra toda la sociedad. Es una violación a la identidad y una grieta en el sistema de valores de una sociedad inclusiva y diversa.

Pedimos, también, que los medios de comunicación traten la noticia con una terminología respetuosa y hablen de personas trans y en el género adecuado con tal de no contribuir a la vejación hacia la persona en cuestión.

En Lambda nos hemos puesto en marcha y queremos anunciar que ya estamos trabajando en una denuncia a la fiscalía responsable de los delitos de odio. Además, queremos enviar un mensaje alto y claro a estas personas:

Estaremos enfrente de cualquier persona, grupo o institución que perpetre la más mínima acción de carácter LGTBIfóbico.

¡NO DEJAREMOS NINGUNA AGRESIÓN SIN RESPUESTA!

Share This