Lambda, durante el  Día Mundial del VIH/SIDA y dentro de la concentración celebrada  la mañana del 1 de diciembre en la Plaza de la Virgen de València, ha realizado una performance para reivindicar el estigma social de las personas con VIH.

La actuación, bajo el lema “El estigma no mata, ¡pero ahoga!”, ha consistido en una teatralización sobre como la sociedad valenciana discrimina y oprime a las personas con VIH.

Los miembros del grupo de Salud Sexual y VIH de Lambda se han puesto  una soga al cuello en mitad de la Plaza de la Virgen para evocar la angustia que viven miles de valencianos y valencianas que tienen miedo a hablar de su infección con otras personas del entorno ya sean familiares, amistades o parejas sentimentales o sexuales.

Según el co-coordinador del grupo de Salud Sexual y VIH de Lambda, Sergio Cárdenas,”esta acción tiene el objetivo de concienciar a la sociedad valenciana de la situación de aislamiento social que a día de hoy todavía sufren muchas personas que viven con esta infección”.

El grupo de Salud Sexual y VIH de Lambda está dedicado a la prevención, sensibilización e información alrededor de la infección por VIH y otras ITS dentro del colectivo LGTB, en especial en hombres gays, bisexuales, otros hombres que tienen sexo con hombres y mujeres trans, por ser una población especialmente vulnerable.