“El lenguaje es el código común que nos permite construir la realidad y tiene por eso una gran influencia en nuestra manera de ver las cosas. La lengua es un reflejo de la sociedad. Piensa, por ejemplo, en lo importantes que han sido las palabras libertad y amor para el movimiento LGBT estos últimos años. Gracias a ellas, a lo que significan y a lo que sugieren en la mente de quienes las escuchan, estamos derribando muchas barreras en todo el mundo”. Con estas palabras empezaba la petición iniciada por Arcópoli, una de las organizaciones que componen FELGTB, para reclamar a la Real Academia Española (RAE) que cambie la definición del término ‘bisexualidad’.

Como resultado de esta campaña, la RAE se comprometió a revisar esta definición siempre que se cuente con el apoyo de las Academias de la Lengua Española en los países americanos.

Por eso, y aprovechando que 2016 es el Año de la Bisexualidad, los compañeros y compañeras  de Arcopoli han iniciado una campaña a Change.org para instar a las Academias Americanas, integradas en la Asociación de Academias de la Lengua Española, a que se comprometen a revisar la definición de la palabra ‘bisexualidad’ del Diccionario de la lengua española.

Según la definición de la RAE podemos definir Bisexual como «hermafrodita y que alterna practicas heterosexuales y homosexuales». Las dos acepciones son erróneas. La primera porque refleja una realidad totalmente diferente, planteando como sinónimos puros ‘bisexualidad’ y ‘hermafrodita’ y la segunda, porque afirma que, para ser bisexual es necesario “mantener relaciones tanto homosexuales como heterosexuales”, como si hubiera que “alternar” prácticas u orientaciones sexuales para poder sentirse bisexual.

La bisexualidad es una realidad que sufre discriminación tanto fuera cómo dentro del colectivo. Las personas bisexuales no solamente esconden a menudo su orientación entre personas heterosexuales, sino que dentro del colectivo LGTB tampoco se sienten cómodas, y son menos propensas a salir del armario. Las acepciones erróneas que actualmente contiene el Diccionario de la Real Academia de la lengua no les hacen ningún favor.

Desde Lambda, nos unimos a esta petición y apoyamos a los compañeros y compañeras de Arcopoli en su demanda para dignificar la Bisexualidad. Además, os animamos a apoyar con vuestra firma esta petición.

Share This