Ampgyl, Chrysallis, Fundación Daniela y Lambda, col·lectiu de Lesbianes, gais, transsexuals i bisexuals, celebraron el pasado 22 de octubre el día por la despatologización de las identidades trans. Para los colectivos es fundamental conseguir que las identidades trans dejen de ser consideradas un trastorno o patología dentro de los manuales DSM y CIE, de la Asociación Americana de Psiquiatría y la Organización Mundial de la Salud respectivamente. Para ello, las entidades programaron diferentes actividades que buscan concienciar sobre la importancia de eliminar el estigma que impone el hecho de que las identidades trans sean consideradas una enfermedad y exigir la eliminación de dicha consideración de los manuales de psiquiatría. En este sentido recuerdan que las identidades trans no son ni un trastorno ni tampoco una patología y aplauden la decisión tomada por la Generalitat Valenciana de “oír pero no acatar” las modificaciones que a este respecto parece haber apuntado el Consell Jurídic Consultiu para crear por fin Ley no patologizadora dirigida a este colectivo. Según Fani Boronat, coordinadora general de Lambda “actualmente, tanto nuestra organización como el resto de organizaciones estamos a la espera de conocer los detalles del informe del Consell Jurídic Consultiu para poder valorar los puntos aceptados y descartados con respecto al proyecto de ley, no podemos olvidar que la situación que viven las personas trans requiere de acciones y propuestas urgentes.”

“Desde Stonewall hemos luchado y estamos luchando por nuestros derechos” indica Àlec Casanova, vocal de Transexualidad de Lambda, que añade: “El sufrimiento al que se nos somete parece no ser suficientemente palpable con el acoso que padecemos en las escuelas, la exclusión permanente del trabajo, los asesinatos y los suicidios producidos por la presión y la exclusión social, sino que, además, desde las instituciones médico-psiquiátricas debemos enfrentarnos a la idea de ser calificados como enfermas y enfermos mentales.” En este sentido, desde Lambda recuerdan que la transfobia y el hostigamiento que padece a diario la población trans debería ser considerado como un elemento peligroso y perjudicial y en consecuencia penalizado legalmente para evitar nuevas víctimas. “Si tanto médicos como legisladores nos estigmatizan con sus diagnósticos, sentencias y regulaciones, ¿cómo va a sorprendernos que lo haga el resto de la sociedad? Las personas trans vivimos obligadas a posponer la plena realización de nuestras vidas por culpa de un sistema que sólo admite el binomio hombre-mujer.” afirma Casanova.

Por todo ello, las entidades invitaban hoy a la ciudadanía a participar en las diversas actividades programadas y a salir a la calle apoyando la concentración que se celebró a las 19:30 horas en la plaza del mercado, lugar donde fue ajusticiada y quemada en la Edad Media Margarida Borrás, primera persona trans reconocida de la historia, por llevar ropa contraria a la de su sexo-género de nacimiento. Durante el acto se procederá a la lectura del manifiesto que busca dejar en evidencia el intento de las instituciones médico-psiquiátricas por controlar las diferentes identidades de género. “La naturaleza y la biología se han usado durante siglos como justificación del orden social vigente en el que sólo tenía cabida una forma de ser y entender el sexo-género, haciendo pasar esta postura excluyente por una realidad natural y ‘verdadera’ cuando no es cierta.” afirma Àlec Casanova.

Además, las entidades organizaron una comida de hermandad que se celebró en la sede del colectivo a  las 14:00 horas y a la que estaban invitadas todas aquellas personas que quisieran dar su apoyo a la lucha por los derechos trans.

Por otra parte, durante todo el mes de octubre Lambda ha contado con diferentes especialistas internacionales como Jos Megens, Alex Bakker o Amets Suess Schwend dentro de las actividades del Octubre Trans. Este último, será el encargado, el próximo día 25 de octubre a las 19 horas, de poner fin a los actos del octubre Trans con la conferencia “Despatologización de la diversidad corporal y de género” que tendrá lugar en el Salón de Actos de la Facultad de Ciencias Sociales. (Avinguda Tarongers, 4b).

Share This