Denunciamos una vez más que la LGTBfobia «continúa arraigada, normalizada y expresada sin ningún tipo de reflexión o crítica en nuestra sociedad, de la que las redes sociales son un reflejo». La red social donde se han encontrado más mensajes ha sido con mucha diferencia Twitter (85%), seguida de Facebook (9,5%) e Instagram (5,5%). El insulto contra una persona anónima es el ataque más habitual en redes sociales, un 55% de los 511 mensajes analizados a lo largo de 2021 para la elaboración del informe Al loro! sobre discursos de odio por LGTBfobia en redes sociales. A continuación, las burlas suman un 25% de los mensajes analizados, seguidas de las informaciones falsas (18%), las amenazas (1,8%) y la difusión de información privada (0,2%).

informe al loro redes sociales

También son atacadas personas públicas (reciben un 25% de los mensajes, frente al 75% de los dirigidos a personas anónimas) con palabras como gay o lesbiana, forman parte o no del colectivo, lo cual aumenta todavía más la violencia contra el colectivo LGTB+ y pone en evidencia «que no hay una igualdad real ni, en muchos casos, respuesta social». El informe Al Loro! destaca como «muy alarmante» que de los más de 500 mensajes recopilados, «solo un 2% haya tenido repercusión o la denuncia social como respuesta», explica Nadine Sorio Tortajada, responsable del programa. También denuncia la técnica de Lambda que los mecanismos de denuncia de comentarios «en las mismas plataformas no son efectivos, a pesar de que sean necesarios».

La compleja tarea de la identificación de los discursos de odio en redes sociales se complica todavía más por la permanencia de los contenidos, el anonimato y la transnacionalidad del espacio virtual, características que dificultan la persecución de estos delitos y generan una sensación de impunidad que favorece la multiplicación de las expresiones de odio.

El perfil atacante, como puede leerse en el informe Al Loro!, «suele ser una persona usuaria de redes sociales particular en la gran mayoría de casos» y no «organizaciones o entidades, grupos organizados, partidos políticos, etc.», y quieren recordar desde Lambda que hay «una clara vinculación entre estos ataques en redes sociales y la presencia en las instituciones de partidos que tienen discursos que vulneran los derechos humanos y que encuentran eco en parte de la ciudadanía». Hay que actuar rápidamente porque «todas estas violencias tienen consecuencias psicológicas en las personas que las sufren que pueden, incluso, optar para quitarse la vida para no sufrir más, y esto no lo podemos permitir como sociedad», explica Nadine Sorio, «y hay que tener herramientas, como este informe, porque toda la sociedad se involucre en la detección y denuncia social de incidentes que no se denuncian jurídicamente».

Pots llegir l’informe Al loro! sobre discursos d’odi per LGTBfòbia en xarxes socials, fent clic ací

Puedes leer el informe Al loro! sobre discursos de odio por LGTBfobia en redes sociales, haciendo clic aquí

 

Conclusiones esperadas

No sorprenden al colectivo las conclusiones de esta investigación porque según datos de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Trans, Bisexuales, Intersexuales y más (FELGTBI+), un 24% de las agresiones por LGTBfobia ya ocurre por redes. En 2019 se registraron, en el ámbito estatal, 204 casos como incidentes delictivos cometidos por redes sociales, siendo la orientación sexual y la identidad de género algunos de los ámbitos con mayor incidencia, según cifras del Ministerio del Interior.

A pesar de esto, apunta la técnica de Lambda que la mayor parte de las violencias «está invisibilizada, y somos ahora todavía más conscientes de la necesidad de este tipo de análisis, y de la urgencia de una investigación más completa y compleja que nos permita reflejar la realidad ante la cual nos encontramos, porque somos conscientes de que no recogemos toda la violencia que sufre el colectivo».

informe al loro portadas

Sistema de recogida

La recogida de contenidos en redes sociales se ha planteado a través de investigaciones de términos clave que ha resultado complejo identificar y que se han seleccionado según los más extendidos porque las infinitas variaciones al escribirlos convertían el trabajo en inabarcable. Por ejemplo, ha sido «complicado encontrar la violencia ejercida en redes hacia el colectivo de personas trans, aunque sabemos que es mucha; el 50% de los discursos de odio hacia el colectivo de personas trans sucedieron los primeros meses de 2021, coincidiendo con el borrador de ley trans estatal», explica la responsable del programa.

Los mensajes directos que reciben las personas usuarias de redes sociales son otro ejemplo de la dificultad de la investigación y solo se accede a este material cuando las personas mismas los hacen llegar al colectivo. Por eso, han creado perfiles de Al Loro! en Twitter, Facebook e Instagram para que la ciudadanía pueda denunciar estas situaciones: @allorodenuncia.

Recordamos que en caso de sufrir una agresión por LGTBfobia en la Comunitat Valenciana se puede contar con el apoyo de Orienta, la Oficina LGTBI de la Generalitat Valenciana, que acompañará todo el proceso. El teléfono de contacto es 900 101 015 y la atención es gratuita.

Share This