Las mujeres lesbianas, los hombres gais y las personas trans y bisexuales también somos personas trabajadoras. Es por eso que desde Lambda nos sumamos a las reivindicaciones del 1 de mayo, para reclamar unas condiciones laborales dignas y para denunciar la LGTBIfobia en el ámbito laboral que sufrimos las personas LGTB+.

Son muchas las personas LGTB+ que todavía se encuentran en el armario en sus lugares de trabajo por miedo a la actitud de las compañeras y compañeros de trabajo, pero también por miedo a que finalicen sus contratos. Hay que añdir también la serofobia que aún persiste en muchos aspectos del ámbito laboral hacia las personas con VIH-sida. 

También son muchas las personas LGTB+ que ni siquiera tienen la opción de acceder a un lugar de trabajo por los prejuicios sobre su orientación sexual, identidad de género o expresión de género. Este hecho es especialmente grave en el caso de las personas trans, ya que un alto porcentaje de estas se encuentran en situación de desempleo. 

Además, en este contexto de emergencia sanitaria y confinamiento, encontramos que algunos grupos vulnerables dentro del mismo colectivo LGTB+ se encuentran en situaciones verdaderamente dramáticas, como es el caso de las personas migrantes LGTB+ que se encuentran trabajando sin estar dadas de alta en la Seguridad Social y que ahora no tienen acceso a las prestaciones derivadas del estado de alarma; o el caso de las mujeres trans trabajadoras del sexo y trabajadores del sexo masculinos que  no pueden realizar sus trabajos y no tienen ningún otro sustento.

1 de mayo por un trabajo digno y libre de serofobia

La situación extraordinaria provocada por la Covid19 nos ha afectado a todas, pero en el caso de muchas personas LGTB+, ha agravado su situación de especial vulnerabilidad dentro del ámbito laboral.

Por todo esto, reivindicamos:

  • Un espacio laboral libre de discriminación por orientación sexual, identidad y expresión de género.
  • Un entorno laboral libre de serofobia y que luche activamente contra el estigma social hacia las personas con VIH-sida.
  • Un plan institucional específico de inserción socio-laboral para las personas trans.
  • Que los poderes públicos garanticen la igualdad de trato y no discriminación hacia las personas LGTB+ en sus ámbitos laborales.
  • Que se atienda la realidad de las personas LGTB+ en el ámbito laboral de acuerdo con sus interseccionalidades.
  • Un plan de protección especial para grupos vulnerables dentro del colectivo LGTB+, como son las personas trans, las mujeres lesbianas y bisexuales que acumulan una doble discriminación, las víctimas de violencia intragénero y las víctimas de acoso LGTBIfóbico en el ámbito laboral
  • El desarrollo de campañas de visibilización y sensibilización de personas LGTB+ en su ámbito laboral.

¡Por un trabajo digno y libre de LGTBIfobia!

Share This