Más de 1.600 personas en edad escolar han participado en la formación que imparte Lambda en diversidad afectivo-sexual, de génere y familiar en sus centros escolares en los meses de enero y febrero. También durante estos meses se han celebrado sesiones de asesoramiento y sensibilización a más de 800 personas del profesorado.

Las formaciones en diversidad afectivo-sexual, de género y familiar que imparte Lambda en los centros educativos son fundamentales porque estos espacios son la segunda familia como contexto de socialización de chicas y chicos. ¿Cómo podría el sistema educativo cerrar los ojos e ignorar la necesidad de formar en ciudadanía sexual? 

formació en diversitat

Desde hace mucho tiempo sabemos que la edad media en la que se inicia el acoso en las escuelas es de 10,5 años, según el estudio de Rivers de 2004. A esa edad, la mayoría del alumnado que en el futuro tendrá una identidad LGB aún no ha sido formado y, en muchos casos, los centros ni se lo plantean.

Cada vez hay más jóvenes LGTB que viven abiertamente su sexualidad, lo que conduce a una mayor conciencia de la falta de ciudadanía sexual y, por tanto, la persistencia de condiciones de desigualdad e injusticia social. 

De igual forma, las hijas e hijos de familias LGTB, han de sentir la seguridad de poder compartir su realidad, y eso implica que la escuela sea un espacio de respeto y tolerancia real, que responda al modelo de escuela inclusiva. 

Acoso escolar

Desafortunadamente, esta mayor apertura se choca con más acoso por homofobia. Por eso, la diversidad afectivo-sexual es un tema ante el que es imposible ser neutral, y refuerza su importancia la intensidad con la que determinados partidos de la derecha quieren elimininarla con su campaña en defensa del veto parental, contra el que luchamos bajo la leyenda: Front el PIN, jo PUK.

Hablar de diversidad afectivo-sexual es cuestionar los modelos únicos y, aparentemente estáticos, que ofrece el sistema de género e implica abrir los ojos en la riqueza de expresiones de la vivencia de la identidad, los procesos de los cuerpos, deseos, prácticas y relaciones. Entender que hay muchas maneras de ser chico o chica es liberador para todas las personas.

formació en diversitat

Share This