Lambda, col·lectiu de lesbianes, gais, transsexuals i bisexuals, ha otorgado el Premio Arco Iris a la Falla Benicalap y a la Falla infantil D’Alt-Sant Tomás, que han sido reconocidas con este galardón gracias a su trabajo por reflejar la diversidad sexual, de género y familiar.

El jurado del Premio Arco Iris, formado por voluntarios de Lambda, ha destacado el alto nivel de los participantes y la dificultad para elegir al ganador. En esta edición los monumentos de cartón piedra se han distinguido por una gran emotividad y sensibilidad.

La falla Benicalap muestra la única escena lésbica de todas las presentadas en esta edición del Premio Arco Iris y tiene una gran coherencia narrativa. “Hace un recorrido alegórico con las fases sobre la luna y un eclipse, que hemos interpretado como una salida del armario”, afirma el jurado.

Por otra parte, la Falla D’Alt-Sant Tomás, premiada en la categoría infantil, ha sobresalido del resto por su reivindicación de la igualdad y la diversidad en todo el monumento. En especial por la defensa de los derechos de los niños y niñas trans en un marco de inclusión y esperanza en un futuro sin acoso escolar”, recalca el jurado del Premio Arco Iris.

Lambda, además de involucrarse en el mundo fallero a través del Premio Arco Iris, ha tenido una presencia activa en las fallas valencianas a través del reparto de más de 4.000 preservativos durante las mascletaes y mediante una campaña de difusión en medios en la que se ha pedido que en lugar de cantarse “maricón el que no bote” se use el lema “borinot el que no bote”.

Share This