¡Desvelamos las obras ganadoras del festival internacional de cine y cultura por la diversidad sexual, de género y familiar Mostra La Ploma!

La película documental brasileña Indianara obtiene el Premio del jurado al mejor largometraje documental, dotado con 1.500 euros. Dirigida por Aude Chevalier-Beaumel y Marcelo Barbosa en 2019, el jurado ha considerado como «un potente relato documental que trasciende la intensa y motivadora vida personal de su protagonista y que, mediante una ágil estructura de narración inductiva, logra impactar emocionalmente, al tiempo que contextualiza la realidad de todo un colectivo invisibilizado y especialmente vulnerable».

Indianara Siqueira es una mujer trans, trabajadora sexual, líder política y gestora de la casa Nem, un espacio que forma parte de la respuesta popular ante los sectores ultraconservadores que controvertidamente toman el gobierno de Brasil e intentan acallar, entre otras, las voces de la comunidad LGTB+. Para el jurado, «su protagonista encarna de manera emotiva y sincera los valores de la resiliencia, la sororidad y el empoderamiento de las mujeres en un contexto político especialmente complicado».

Aude Chevalier-Beaumel agradece este galardón, ¡mira el video!

 

La película estadounidense Welcome to Chechnya, de David France, se ha hecho con el Premio del público al mejor largometraje documental, con una dotación de 500 euros. Este trabajo destaca por su excepcional valor como documento histórico  sobre la terrible vulneración de los derechos humanos en Chechenia y la valiente labor de la red de activistas que se moviliza para proteger a las víctimas de la LGTBfobia institucional instaurada en ese país.

El jurado de la sección de largometrajes ha estado integrado por Juan Vicente Aliaga, Tatiana Sentamans y Valeria Vegas.

Cortometrajes ganadores

El Premio al mejor corto de ficción, dotado con 900 euros, es para Hands and Wings, de Sungbin Byun, proyectado dentro del ciclo Diversidades. Presenta la historia de Mi-Sook, que ayuda a su hijo Woo-Sung con la masturbación porque él tiene una discapacidad que le impide masturbarse solo. Un día, Woo-Sung rechaza la oferta de ayuda de su madre.

Se trata de una película coreana que no dejará indiferente a nadie. Esta pequeña historia aborda de manera directa, pero intensamente poética, la batalla invisible que libran las personas con diversidad funcional frente a una sociedad  que les obstaculiza disfrutar del placer del deseo sexual, sobre todo cuando se trata de personas homosexuales. Una temática que continúa siendo un tabú social sobre el que es necesaria una profunda reflexión.

Escucha a su director, que se ha alegrado mucho con la noticia del premio.

 

En el mismo ciclo se incluye Transversales, de Raffaella Gnecco y Jorge Garrido, corto que ha recibido el Premio al corto con la mejor perspectiva educativa, auspiciado por Culturama y reconocido con 300 euros. El documental presenta, a través del encuentro de un grupo de jóvenes que personifican la interseccionalidad de las identidades y la riqueza de la convivencia respetuosa en diversidad, la variedad de circunstancias que nos constituyen como personas y cómo esta diversidad debe servir para entendernos socialmente.

«La película transmite alegría, ganas de cambiar el mundo y de conseguir una sociedad más justa. Un ejemplo de que la ciudadanía del futuro es, más que nunca, la ciudadanía del presente», apunta el jurado.

 

Mi pequeño gran samurai, de Arantza Ibarra, se incluye en el ciclo Vivencias Trans y recibe el Premio al mejor corto documental, con una dotación de 900 euros. «Se trata de un intenso viaje emocional que merece ser escuchado», afirma el jurado, «memoria compartida de las tremendas dificultades que afrontan las personas trans menores de edad para obtener el reconocimiento social de su identidad».

Recoge los dos últimos años tras la muerte por suicidio del joven trans Ekai Lersundi con intención de reivindicar su figura y la lucha de muchas otras personas trans en Euskal Herria. Esta historia «se construye sobre el afligido pero poderoso testimonio de una familia que se sobrepone al dolor para convertirse en defensora de los derechos del colectivo trans», asegura el jurado. Y sigue: «Esta mirada a la intimidad de Ekai, su vida y el legado que nos deja a la comunidad LGTB con un mensaje claro: debemos seguir adelante por quienes vienen».

El jurado encargado de otorgar los premios a los cortometrajes ha estado compuesto por Anna Gullem Montoro,  Mar Ortega y María Staiano.

Balance de la VI edición de Mostra La Ploma

Como balance de esta particular edición que, por primera vez, se ha hecho a través de una plataforma digital, Luis Noguerol, director del certamen, destaca que «2020 consolida el festival como necesario referente cinematográfico y cultural por la diversidad sexual, de género y familiar en la Comunitat Valenciana».

Las circunstancias excepcionales han abierto nuevas vías de trabajo para aumentar las actividades, y con ello, reforzar las bases de una sociedad más implicada en el respeto a la diversidad desde el arte y la cultura. Noguerol también ha agradecido su participación y trabajo al jurado, al equipo del festival, al voluntariado de Lambda y a las entidades colaboradoras.

Mañana domingo, 20 de diciembre, Lambda, col·lectiu LGTB+ per la diversitat sexual, de gènere i familiar, dará por concluida la sexta edición de Mostra La Ploma. Se podrá acceder de nuevo, mediante la plataforma digital Festhome TV –como ha sido habitual durante el festival–, a la proyección del largometraje ganador del premio del jurado, así como a los 4 ciclos de cortometrajes, incluidos los cortos galardonados.

Share This