Hoy hemos pedido al pleno del Ayuntamiento «un frente común, sin fisuras, contra quienes amparan la violencia, aquí y en Madrid», en palabras del coordinador general de Lambda, pronunciadas en el tiempo destinado a la moción suscrita conjuntamente por Pilar Bernabé, consejera de Deportes, y Sandra Gómez, portavoz del Grupo Socialista, contra el racismo y la violencia en el deporte, y con una adición propuesta por Lucía Beamud, regidora de igualdad.

Nuestro coordinador general ha empezado hablando de la votación «de una cuestión que no tendría que ser necesaria votar en una sociedad democrática», y ha hecho referencia a los ataques de las últimas semanas a su sede y a las de otras entidades: «Se ha colado en nuestra sociedad, el odio y el fascismo que legitima a determinadas personas para hacer pintadas a nuestras compañeras antirracistas o a poner silicona a nuestras puertas», sin olvidar los insultos en competiciones deportivas ni la última agresión homófoba en Alicante.

Fran Fernández ha querido dejar de lado las «ideas diametralmente opuestas que los colectivos LGTB+ mantenemos con algunas de sus formaciones», y ha profundizado en la idea de defender «la esencia de la democracia»: «Hasta que no fumiguemos contra el odio y condenemos la violencia contra entidades o personas que trabajamos por los derechos humanos, nuestra democracia no dará fruto».

Desde Lambda insistimos en que «el discurso de odio intoxica las sociedades y culturas donde se les da cabida», por eso Fran Fernández se ha dirigido directamente a la representación política de Compromís, PSPV, Ciudadanos y PP para pedirlas «altura moral, y un frente común, sin fisuras, que ponga negro sobre blanco quién defiende la palabra y quién ampara la violencia» y que se mantengan «en el lado bueno de la historia».

Por último, ha añadido también que pide «que este compromiso sea coherente, aquí, en Madrid y en Albacete», en clara alusión a la necesidad de una ley estatal trans sin la cual los derechos fundamentales de las personas trans no son protegidos por igual en todo el Estado español.

Moción, en lugar de declaración institucional

A continuación, todas las fuerzas políticas, excepto una, han votado a favor de la moción contra el racismo y la violencia en el deporte y «hacia entidades sociales que defendemos los derechos humanos». El coordinador de Lambda ha calificado el hecho de que no haya sido una declaración institucional –por falta de unanimidad– como «una desagradable consecuencia de la proliferación del fascismo como discurso legítimo».

Share This