Con motivo del Día Mundial de las Personas Refugiadas que se conmemora mañana, 20 de junio,  exigimos que tanto el sistema de acogida por protección internacional, como los procedimientos de solicitud, incluyan protocolos específicos para la atención a las personas LGTB+.

Además, incide en la necesidad de que todo el personal implicado en el sistema de acogida haya recibido formación en materia LGTBI para evitar las situaciones discriminatorias que se producen en la actualidad e incluso que atentan contra la dignidad de la persona que solicita la ayuda internacional. Y es que, muchas personas LGBT+ no se empoderan lo suficiente como para defender un asilo por persecución por orientación sexual o identidad de género, por lo que la Federación reivindica que se aplique el principio de no devolución en los casos en los que haya indicios de que la persona sea LGTBI.

FELGTB ha creado una Comisión de Migrantes para incidir en la búsqueda de soluciones que garanticen los derechos de las personas LGTB+ migrantes, refugiadas o solicitantes de asilo, ya que se trata de una parte del colectivo especialmente vulnerable y de las más afectadas a nivel socioeconómico por la pandemia del Covid-19.

dia persones refugiades

Antes de la crisis del Covid-19, el sistema de asilo en España ya generaba desprotección y maltrato a las personas LGTB+ porque, en muchos casos, las vulnerabilizaba y las empujaba al mercado laboral irregular e incluso al trabajo sexual para sobrevivir. Ahora que la crisis ha paralizado las solicitudes de asilo y ha impedido que estas personas sigan consiguiendo ingresos, muchas de ellas están agotando sus recursos para subsistir. Por eso, reivindicamos una regulación extraordinaria de las personas migradas, refugiadas o solicitantes de asilo que actualmente sufren una vulneración de derechos humanos fundamentales.

I es que la defensa y mejora del derecho de asilo por motivos de orientación sexual e identidad de género implica también conseguir que las personas LGBT+ puedan desarrollar sus proyectos vitales dignamente y sin ser objeto de ningún tipo de discriminación y persecución en el país de acogida.

¿De qué huyen las personas LGTB+ solicitantes de asilo?

Como contamos en el proyecto Km por la diversidad y los derechos de las mujeres LTB, aún hay más de 70 países en el mundo donde se criminaliza la diversidad afectivosexual, familiar y de género y muchos otros en los que, en diferentes niveles, existen estructuras sociales, políticas, económicas y laborales que estigmatizan y discriminan a las personas LGTB+.

Las persecuciones comienzan en sus propias familias y, en muchos casos, las personas LGTBI deciden ocultar su orientación sexual o/y identidad de género por el temor a la exclusión social o a las consecuencias que han visto previamente en otras personas en su entorno.

 

En el caso de las personas trans, la situación es especialmente problemática porque en muchos casos, no les es posible esconder su expresión de género, de manera que se ven expuestas a la vulneración sistemática de sus derechos.

Además, quien ha huido de su país por razón de orientación sexual o identidad de género no puede buscar apoyo en otras personas de su lugar de origen cuando llega a España porque son precisamente estas personas, las que han vivido en una sociedad con una LGTBfobia instaurada, de las que huyen, por lo que suelen encontrarse completamente solas.

El CIE de Zapadores

dia de les persones refugiades

Hace unos días se ha presentado el Informe “CIE de Zapadores: Sin derecho a tener derechos”, donde se documentan las condiciones en que se produjo la muerte de Marouane Abouobaida, el hecho más grave que ha sucedido en el CIE en los últimos años pero no el único.

Este informe de la Campaña por el cierre de los CIE también recoge el resto de violaciones a los derechos humanos que se cometen en esta cárcel racista que no debería existir.

La situación en el CETI de Melilla

Esta situación se agrava especialmente en Melilla, donde personas de múltiples nacionalidades conviven mientras esperan recibir una respuesta sobre su situación administrativa, lo que hace que muchas personas LGTBI se encuentren en la ciudad con aquellos familiares o conocidos de los que huyen. Ante esta situación, las personas LGTBI permanecen dentro del CETI (Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes) para evitar agresiones y persecuciones.

Sin embargo, FELGTB defiende que el estado receptor de personas solicitantes de asilo debería garantizar su seguridad sin que esto implique ni un encierro, ni un castigo, por lo que exige el traslado de manera urgente a la península de las personas LGTBI que permanecen en el CETI de Melilla.

Además, recuerda que la falta de soluciones efectivas ante esta realidad dejó a estas personas en una situación de extrema vulnerabilidad durante el confinamiento puesto que el hacinamiento en las instalaciones obligó a las autoridades a incluir en los espacios reservados para mantener seguras a las personas LGTBI a personas que no eran del colectivo.

Share This