Lambda, junto con la Coordinadora estatal de VIH y sida (CESIDA), celebra hoy, 1 de marzo, el Día de la Cero Discriminación, para destacar el dañino estigma que sufren las personas que viven con el VIH en la sociedad española.

En este día, la asociación y la coordinadora, han recordado que cuando una persona que vive con VIH está tomando tratamiento para suprimir la reproducción del VIH y su carga viral ha alcanzado niveles indetectables, no puede transmitir el VIH a otra persona.

“La sociedad debe saber que las personas con el VIH que toman su tratamiento no transmiten el VIH a otras personas, incluso si no usan preservativo en sus relaciones sexuales”, anuncia Ramón Espacio, presidente de CESIDA.

Estigmatizar a las personas que viven con el VIH hace que se sientan menos motivadas para recibir una atención y un tratamiento sanitario que contribuye a su calidad de vida.

En el Día de la Cero Discriminación, Lambda anima a plantar cara al estigma y a la discriminación hacia las personas con el VIH pues la serofobia dificulta la erradicación de la infección por VIH y limita la vivencia sana de la vida de la persona que viven con el VIH.

El principal objetivo de Lambda y CESIDA en esta jornada es reivindicar que todas las personas reciban un trato digno, respetando su dignidad humana, autonomía y privacidad  y que se les garantice la ausencia de coacción y abuso en igualdad de condiciones en todos los ámbitos de la vida: social, familiar, laboral y sexual.

El Día de la Cero Discriminación representa una oportunidad para recordar que todo el mundo puede tomar parte en la transformación e involucrarse para conseguir una sociedad igualitaria y justa lejos de actitudes serófobas.

Share This