La compra de juguetes libres de estereotipos de género es un paso más en la construcción de una sociedad igualitaria y diversa en la que tengan cabida diferentes sensibilidades.

Una de las bases sobre la cual se construye y perpetúa la desigualdad es la dada por la asignación de roles por género, que de una manera tan explícita se puede ver en los juguetes. Por eso es responsabilidad de toda la sociedad romper las exclusiones de género que después dan lugar a situaciones de acoso.

Tenemos que recordar que son las persones adultas y las empresas quienes suelen determinar que un juguete es para niños o para niñas. Por eso, pedimos a las familias que no pongan límites a la espontaneidad de los niños y niñas, puesto que las opiniones de la familia son vitales para educar en igualdad de género.

Esta campaña no va dirigida a niños y niñas LGTB, sino a cualquier niña o niño, puesto que todas y todos pueden sufrir acoso para no comportarse con los roles de género establecidos que marcan como tiene que ser y que le tiene que gustar a un niña o a una niño.

Share This