El alto tribunal anula, por 10 votos a dos, el artículo de la ley de registros que limitaba la posibilidad de realizar el cambio de género solamente a mayores de 18 años. La medida supone la posibilidad de cambiar los datos en el DNI, adecuándolos a la verdadera identidad. El Constitucional considera que el interés de los menores trans prevalece sobre la restricción de edad marcada por la ley. La sentencia prevé que puedan solicitarlo si cuentan con suficiente madurez y una situación estable de transexualidad.

En el vídeo (a partir del min. 12.35) podéis ver a nuestra compañera María, del Grupo de Asesoramiento en Temas Trans, hablando sobre el tema para A Punt.

Según Marcos Ventura, coordinadora del grupo de políticas trans de FELGTB, este avance legal da la razón a una de las demandas del colectivo LGTBI, y es que “la identidad de género no es cuestión de la edad adulta. Es algo que aparece desde la primera infancia y que nos acompaña de manera estable durante toda la vida, sepamos interpretar correctamente lo que nos está pasando antes o después, salgamos del armario antes o después”.

Para la FELGTB, la sentencia supone caminar hacia el reconocimiento y el respeto de la diversidad sexual, familiar y de género, especialmente en el ámbito educativo y sanitario donde, como argumenta Ventura, “va a ser imposible negar la identidad de una persona menor de edad en el colegio y será más difícil negar los tratamientos a aquellas que ya cuentan con el cambio de sexo en el registro”.

Defender los derechos del colectivo trans es defender los derechos humanos y situarse al lado de un movimiento imparable por la igualdad legal y real, independientemente de la identidad de género que se tenga.

.

Share This