Lambda celebra la aprobación de la Ley para la Igualdad de las Personas LGTBI en el País Valencià.

[València, 21 de noviembre de 2018].

Hoy es un dia de alegría y celebración. Después de muchos años de luchas y reivindicaciones para conseguir la igualdad real y efectiva, finalmente se ha aprobado la Ley Valenciana para la Igualdad de las Personas LGTBI. Una ley que garantiza los derechos de las personas lesbianas, gais, trans, bisexuales e intersexuales, votada hoy en las Cortes y aprobada con los votos a favor de Compromís, PSPV, Podemos y Ciudadanos, i con la abstención del PP.

La Ley aprobada  incorpora aspectos y herramientas básicas para garantizar la igualdad, y hacerla efectiva en todo el territorio valenciano. Algunos de los aspectos más relevantes son el vanguardismo respecto a la inclusión de las cuestiones intersex, el compromiso en la lucha contra el acoso y la protección de las y los menores LGTBI, la prohibición de las terapias de aversión, y la obligatoriedad de las administraciones públicas de garantizar las diversidades en ámbitos como el laboral, el sanitario, el deportivo o en los medios de comunicación, entre otros.

 Àlec Casanova, Coordinador General de Lambda, Col·lectiu de lesbianes, gais, transsexuals i bisexuals de València, manifiesta que “vivimos esta ley como un homenaje a todas las personas que han sufrido acoso y agresiones LGTBIfóbicas, e incluso a aquellas que han muerto o han sido asesinadas por motivos LGTBIfóbicos”. Y es que esta ley pone fin a la impunidad de la violencia contra las personas LGTBI, con la aplicación de sanciones específicas, y hace efectiva la plena igualdad y la no discriminación por razón de orientación sexual, identidad y/o expresión de género, características sexuales o grupo familiar, en el marco de las competencias de la comunidad autónoma.

Desde Lambda, también manifiestan que “nos hubiese gustado que se hubiese aprobado por unanimidad, ya que es una ley que consolida derechos fundamentales en democracia, y pensamos que el Partido Popular ha dejado pasar, de nuevo, la oportunidad de posicionarse de parte de los derechos humanos para las personas LGTBI. Con su abstención han dejado clara su postura contraria a la igualdad, aunque han intentado disfrazarla”.

 Asimismo, desde el Colectivo se insiste en dos aspectos. Por una parte, la necesidad de aprobar una ley de ámbito estatal que cubra aquellos aspectos que son competencia del Estado, sobre todo respecto a la situación de personas refugiadas LGTBI, o aspectos relativos a los códigos civiles o penales, dado que en el País Valencià no hay Derecho Civil propio. Por otra parte, la importancia que la ley no acabe como una simple declaración de intenciones. Casanova concluye que “Desde Lambda, velaremos para que el desarrollo de la ley sea lo más rápido y eficaz posible, con los recursos pertinentes y que llegue a todos los rincones del País Valencià.