Con motivo del Día Internacional de la Visibilidad Bisexual, que se celebra el 23 de septiembre, ponemos el foco en la negación de la identidad y la invisibilidad, ya que son las discriminaciones que más sufren las personas bisexuales. En este sentido, la Secretaria de Organización de Lambda y mujer bisexual, Maria Jarga, hace hincapié en la invisibilidad histórica que han sufrido estas personas, “no tenemos referentes y hace que la sociedad siga desconociendo y/o deslegitimando nuestra orientación sexual”. Además, señala que “seguimos sin tener conocimiento sobre cómo eran las vidas de las personas bisexuales durante el franquismo, ya que no existe documentación al respecto, ni estudios específicos”.

La bisexualidad es la orientación sexual de quienes sienten atracción por más de un género, ya sea hombre o mujer, no necesariamente al mismo tiempo, ni de la misma manera ni con la misma intensidad.

“Cuando estamos en una relación con una persona del mismo sexo, también sufrimos las agresiones homófobas, al igual que el resto del colectivo, pero además nos tachan de estar confundidas, de ser una mezcla de heterosexuales y homosexuales”, asegura Jarga, como mujer bisexual.

Y es que las personas bisexuales son continuamente cuestionadas y se ven obligadas a reivindicar constantemente su orientación sexual ya que se enfrentan a prejuicios sociales como que la bisexualidad es una fase de negación de la propia homosexualidad, que directamente no existe, o que son personas viciosas, entre otros.

Además, esto desencadena otra serie de discriminaciones como, por ejemplo, que la salud sexual de las personas bisexuales solo se atienda en función de la identidad de género de su pareja actual, que aún haya profesionales de la salud mental que nieguen la bisexualidad como orientación sexual o que las personas bisexuales solicitantes de asilo tengan problemas a la hora de que se reconozca su condición de persona refugiada LGTBI porque se presuponga que “pueden elegir” estar con alguien de un género distinto al suyo y “parecer” heterosexuales.

Igualmente, Jarga denuncia que la mujer bisexual está expuesta a grandes niveles de violencia sexual al ser altamente cosificada por el pensamiento machista que las presenta como un mero objeto para satisfacer los deseos sexuales de los hombres heterosexuales. En este sentido, recuerda la importancia de la figura del hombre bisexual como agente social, altamente invisibilizado, que puede contribuir a crear distintas formas de entender la masculinidad y a construir una sociedad más igualitaria.

Por todos estos motivos, Lambda recuerda la importancia de profundizar la formación en diversidad afectivo-sexual, familiar y de género en los centros educativos, así como la urgente aprobación de la Ley Estatal de Igualdad LGTBI que garantizará su obligatoriedad en todo el territorio estatal.

Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Visibilidad Bisexual hemos preparado dos acciones para este lunes 23 de septiembre:

  • Lanzamiento en nuestra web y  redes sociales la campaña “Seguimos rompiendo BiMitos” (#SócBisexualSócBisible), campaña que os animamos a compartir para ajudarnos a romper con los BiMitos, así que todas y todos atentas a las redes.
  • Y a las 19.00 h. tendrá lugar en Lambda un taller sobre la “Salud Sexual de las personas bisexuales, pansexuales y polisexuales“. El taller, que pretende ser una actividad dinámica y participativa, estará a cargo de Anna Maria Staiano, conocida activista bisexual.

Share This