Celebramos el 50 aniversario del movimiento por el que la comunidad LGTB luchó contra la opresión. Momento inmejorable para rendir el homenaje que se merecen a todas las personas que decidieron dar un paso hacia delante y enfrentarse a un sistema que perseguía a quien era diferente. Año para reconocer todo el trabajo realizado y mantener viva la memoria y la historia del movimiento LGTBI.

Queremos dignificar el papel de las personas mayores LGTBI que, con su esfuerzo y visibilidad, impulsaron el movimiento por la igualdad de la diversidad sexual, de género y familiar, y construyeron los cimientos de nuestra comunidad.

Vamos a trabajar fuertemente para erradicar la exclusión, discriminación y menosprecio acometidos contra las personas a causa de su edad.

Lucharemos por situar los problemas de las personas mayores LGTBI en la Agenda política porque son, quizá, sus problemas los más graves y perentorios dentro de la comunidad LGTBI.

Dentro de nuestros objetivos también está fomentar la conservación y preservación de la historia de nuestra trayectoria en archivos y documentos para conformar un ‘Museo de la memoria LGTBI’ donde se rescate la lucha de nuestro movimiento.

Exigir justicia para las personas Trans mayores, nacidas en una época en la que se les discriminó de forma sistemática, sin reconocerles su identidad, excluyéndolas de todos los ámbitos (social, educativo, laboral…) y sin haberse hecho un trabajo real y efectivo para reincorporarlas.

Así como garantizar que los servicios sociales y, concretamente, las residencias para las personas de la tercera edad, tanto públicas como privadas, respeten la orientación sexual, identidad o expresión de género de las personas LGTBI, vivan sola o en pareja.

Share This