La manifestación, que este año saldrá desde Puerta de la Mar, marchará por las calles de la ciudad bajo el lema “Exigimos un mundo libre para ser cómo somos”.

[VALÈNCIA, 21 DE JUNIO DE 2017] Lambda, Col·lectiu de lesbianes, gais, transsexuals i bisexuals convoca un año más la manifestación del Orgullo lésbico, gay, trans y bisexual (LGTB) de València, que este año centra su atención en el respeto y defiende de los derechos humanos en todo el mundo. Desde la asociación, Fani Boronat, Coordinadora General, recuerda que, bajo el lema “Exigimos un mundo libre para ser como somos”, la sociedad valenciana volverá a salir a la calle “vigilante y concienciada. La lucha de cualquier persona LGTB es también la lucha de cualquier persona que aprecia la libertad y el respeto. La diversidad sexual, de género y familiar es democracia”.

Sergio Villalba, coordinador de la organización del Orgullo LGTB, indica que, desde el colectivo, se está trabajando para garantizar el mejor funcionamiento tanto de la manifestación como de la fiesta posterior, donde se volverá a ocupar la plaza del Ayuntamiento hasta las tres de la madrugada. “En 2017, se cumplen 40 años desde la primera manifestación del Orgullo en el Estado español, que tuvo lugar en Barcelona, en un momento en que ser LGTB llevaba penas de prisión implícitas”. Desde el colectivo insisten, si bien la situación ha mejorado desde aquel momento y se ha avanzado mucho en temas como el matrimonio igualitario, la ley trans del País Valenciano o el reconocimiento a las víctimas de delitos de odio a través de la placa Margarida Borràs instalada en la plaza del mercado, otras situaciones son todavía insostenibles. “Los delitos de odio aumentan. Las personas refugiadas LGTB recorren un camino duro y amargo hasta llegar a una Europa que les da la espalda, todavía no se dispone de una ley estatal que haga efectiva la igualdad real de las personas LGTB de forma inmediata, el derecho a la salud está sufriendo los efectos de los recortes y la falta de entendimiento entre los gobiernos estatal, autonómico o municipal, afectando sobre todo a mujeres, personas trans y aquellas que conviven con VIH”, afirma Pau López-Clavel, Secretario de Organización de Lambda, y añade, “Somos personas, somos iguales en nuestra diversidad, queremos ser libres para todo, somos ciudadanas en lucha que exigimos libertad, igualdad, justicia, respeto y democracia. ”

La manifestación, organizada por Lambda y convocada conjuntamente con diferentes colectivos LGTB de otras comarcas valencianas, ha modificado su punto de partida por razones de seguridad, ante la previsión de una participación multitudinaria. A las 19.30 horas del sábado 24 arrancará la cabecera desde Porta de la Mar, un espacio que, desde el colectivo, han considerado más amplio y seguro para iniciar la manifestación.

A partir de las 21.30 horas, la manifestación completará su recorrido en la plaza del Ayuntamiento, donde se celebrará, por segundo año consecutivo, la fiesta oficial del Orgullo LGTB. Música, luz y muy buen ambiente, que irá precedido de la lectura del manifiesto, donde de nuevo, Lambda, tratará de visibilizar la riqueza de las personas que conforman el colectivo LGTB y los retos pendientes. Desde la organización alertan que aunque la situación mejora no se puede olvidar a la gente que pierde la vida y la libertad por amar libremente. En este sentido insisten en que no se consentirá ningún retroceso legal y que se continuarán denunciando aquellas situaciones de injusticia social, y muy especialmente, la dejadez del Gobierno español en cuanto a las personas refugiadas LGTB. “Este año, el Orgullo mundial se celebra en Madrid, y por eso queremos que los derechos LGTB se defiendan en todos los territorios, comarcas, municipios y barrios de cada rincón del Estado, porque la defensa de los derechos LGTB es una defensa de los derechos más básicos e indispensables que cualquier ser humano posee, por el hecho de ser persona”.

Además, este año y entre las novedades que acompañan el mes del Orgullo, los transportes y las estaciones de Ferrocarriles de la Generalitat Valenciana (FGV) lucirán los colores del arco iris para recordar que València “tiene que ser una ciudad abierta e inclusiva, que respete todas las identidades sin distinción”. La campaña, que ya puede verse, incluye paneles publicitarios en diferentes estaciones, así como carteles informativos den