Hoy nuestra familia está triste. Nos ha dejado una hermana, una mujer incansable, luchadora, valiente, una amiga que ha dedicado su vida al activismo, que ha defendido  los derechos de las personas trans como nadie, que impulsó el Grupo de identidad de género y transexualidad de Lambda cuando al resto nos fallaban las fuerzas, que peleó la Ley Trans hasta el último día, que fue visible y que hizo visibles en primera persona los prejuicios que sufrimos las personas LGTB.
Hoy en Lambda nos despedimos de Ana Meluska, Melu, y lo hacemos con la convicción de que todo su trabajo y esfuerzo nunca quedará en el olvido. Desde aquí recogemos las muchas lecciones que nos has dado para seguir en el camino.
Te vamos a echar tanto de menos….
Hasta siempre, hermana.