Las principales víctimas de la LGTBIfobia son, evidentemente, las personas LGTBI, pero esta violencia es un sistema de control de los cuerpos, los deseos y los cuidados. El heteropatriarcado discrimina a las mujeres y las somete a los hombres, pero también determina cual es la única opción sexual posible: la heterosexualidad.

Por eso tenemos que establecer puentes y puntos de conexión entre los movimientos y reivindicaciones de los movimientos feministas, LGTBI y de los hombres por la igualdad de género para combatir , desde la perspectiva de cada movimiento y con el liderazgo de las asociaciones LGTBI, la violencia LGTBIfóbica que afecta a toda la sociedad.

Todo esto es lo que pretende Homes per la Igualtat amb aquest encontre en el que Lambda también colabora.
Te esperamos.